A mi me parece bien

Es lo que tiene ser lisu, que mezclan a su antojo el budismo y el animismo. Por lo menos es lo que hace Ked, mi profesora de tailandés. Ella me acaba de dar una explicación, más que razonable, a algunas de las imágenes que pueden verse en el templo blanco, o Wat Rong Khun, de Chiang Rai. En concreto me ha llamado la atención la explicación a unas misteriosas manos, que difícilmente se ven en otros templos, y que se encuentran a ambos lados de la entrada principal del templo…

White Temple

White Temple

Ella dice que son las manos de los que no tienen quien les cuide una vez muertos. No tienen ni padre, ni madre, ni hijos, ni novia, ni esposa, ni amigos, que vayan a los templos a cuidar sus almas. Así que no los queda otro remedio que pedir por si mismos.

Poblado Lisu. 5ª parte.

Aquí dejo una pequeña muestra de lo que grabamos con la tribu de los lisus. Poco y escogido para dejar la mejor parte para el documental, no es cuestión de desvelar ahora sus mejores secretos. Además, ya lo siento, pero tiene la peor calidad posible.

Poblado Lisu. 4ª parte.

 

...

...

El día se completo con una fiesta consistente en el baile típico lisu. Quizás monótono y aburrido a ojos de un occidental, pero cargado de simbología para ellos. Todo el pueblo participa, y es el momento en el que los jóvenes empiezan a mostrar sus preferencias por el sexo opuesto, a través de gestos y miradas de complicidad, y bajo la atenta y cotilla mirada de los ya no tan jóvenes. Es importante que todos participen ya que son actos en los que se refuerza el sentimiento de comunidad.

...

El baile consiste en hacer unos corros alrededor del árbol de la plaza principal del pueblo y moverse primero a derecha y luego a izquierda. A más gente más corros.

Nuestra jornada se acababa con la deseada entrevista al chaman del pueblo. El Mo Pi, donde Mo es medico y Pi es espíritu. No era tarea fácil. Hacia falta un traductor de castellano al tailandés y del tailandés al lisu, labor que hicieron entre Juan y Ked.

...

Un momento de la entrevista al chaman, que es el tipo de la derecha. La de la izquierda es Ked, que ejerció de anfitriona y de intérprete tailandés-lisu

No voy a contar nada de la entrevista. Para verla, tendréis que esperar a ver el documental.

...

La casa del chaman. En ese momento el chaman, el tipo de la derecha que esta inclinado, esta en trance hablando con los espíritus. Mientras, el resto de la familia ve la televisión ajena al ritual.

Después nos permitieron asistir a la consulta de una mujer. Quería consultar a los espíritus por que estaba falta de fuerzas y dormía muy mal, y sobretodo, saber como ponerle remedio.. El Mo Pi, el chaman, consultó a los espíritus y estos le dieron el remedio para la anciana. También tendréis que esperar al documental. Sólo diré que a mi se me pusieron los pelicos de punta en algunos momentos del ritual.

Durante el día estuvieron super amables con nosotros. Estuvieron muy pendientes de nosotros, tanto Ked como su familia. Nos invitaron a darnos una ducha para paliar el sofocante calor y a mi, que no me encontraba muy bien, casi me obligaron a tumbarme en una de sus casas cuando me había retirado un momento al coche.

Por cierto, nosotros les resultábamos tan curiosos como ellos a nosotros.

Total, un lujazo.

 

...

...

...

...

...

El chaman, el de la izquierda, momentos después de acabar la consulta y hablar con los espíritus.

Poblado Lisu. 3ª parte.

Templo lisu. En la parte de la izquierda de la foto esta la parte más importante, donde habitan los espíritus y se realizan las ofrendas. En los chamizos de la derecha los hombres se reúnen para charlar y tomar el te.

Templo lisu. En la parte de la izquierda de la foto esta la parte más importante, donde habitan los espíritus y se realizan las ofrendas. En los chamizos de la derecha los hombres se reúnen para charlar y tomar el te.

...

En el templo principal no hay figuras de ningún tipo, únicamente los recipientes donde están los espíritus y las ofrendas realizadas. Las verduras son siempre las mismas, pero para elegir pollo o cerdo, o agua o whisky, el espíritu se lo comunica al chaman.

Poblado Lisu. 2ª parte.

...

Cada casa tiene su espacio protegido del sol donde los lisus trabajan o se echan sus siestas

Al llegar nos presentaron a la familia de Ked y después de un breve paseo por el pueblo nos dirigimos al templo principal. Ya nos había dicho Ked que los templos lisus eran sustancialmente distintos a los tais. La tribu de Ked es bastante humilde, así que a las diferencias lógicas entre un templo animista y otro budista, se suma la extrema sencillez del templo. Efectivamente, nada que ver con la exageración que rodea algunos templos budistas.

Por cierto, a los templos lisus no pueden acceder las mujeres, a riesgo de quedarse estériles o que Apuma, el gran espíritu lisu, se enfade y se pire a un lugar mejor. Cosa que ocurrió no hace mucho tiempo, y que provocó que todo el pueblo cayera enfermo, como más tarde nos contaría el chaman del pueblo.

El templo es un sencillísimo recinto con varios chamizos. El que esta situado en el medio es el principal, el dedicado a los espíritus. No hay figuras de ningún tipo, unicamente un altar principal en el que residen los espíritus y otros a los lados en los que se le hacen las ofrendas.

Al llegar, en uno de los chamizos laterales, un grupo de hombres tomaba el té a la espera del comienzo de las ceremonias. Además de celebrar el año nuevo, se preparaba la ceremonia de sucesión del encargado de cuidar el templo, en la que participamos como invitados.

Para celebrar el año nuevo tenían preparados unos pollos y un cerdo, a los que iban a sacrificar como ofrenda a los espíritus. Y así fue. Después de los rituales en los que fueron ofrecidos, mataron los pollos y el cerdo. A los primeros les hicieron un pequeño corte en el cuello y al cerdo lo atravesaron con una lanza. Después, prepararon todo para la posterior comida.

...

...

...

Game over

...

Ceremonia en la que se nombra al nuevo encargado del templo, que es el señor arrodillado al que el resto de los hombres le ponían unas cuerdas previamente manipuladas por el chaman.

...

Antes de ser sacrificados, los animales son ofrecidos a los espíritus.

...

Limpiando los pollos.

Poblado Lisu. 1ª parte.

Sensacional el día de ayer. Nuestra visita al poblado Lisu cumplió todas nuestras expectativas.

Los Lisu son un pueblo nómada, originarios del Tibet, que han pasado por China y Myanmar hasta asentarse en Tailandia. El gobierno les cedió tierras para poder establecerse y la hospitalidad y la falta de prejuicios de los tailandeses les han permitido quedarse.

Las características que a mi más me llaman la atención es que son animistas, creen en los espíritus, y que el lenguaje es sólo oral.

...

...

Son amables, sencillos, y muy hospitalarios, y aunque antiguamente eran eminentemente cazadores, ahora se dedican a la agricultura.

Cualquier turista es bien recibido aunque en nuestro caso teníamos una ventaja añadida, al acceder a través de Ked, una lisu que además de tener una fuerza vital extraordinaria, es un encanto.

Tanto a mi hermano como a mi nos interesaba especialmente el animismo. Poder conocer en el siglo XXI un pueblo nómada que basa sus creencias en los espíritus nos parecía toda una experiencia. Además, ayer celebraran, sólo los varones, el año nuevo así que tenían fiesta preparada. También coincidía con una ceremonia religiosa, por lo que la excursión tenia buena pinta.

Antes de venir a Tailandia mi hermano ya me había dicho que es lo que le interesaba grabar y el tema de las tribus, en su faceta menos turística, estaba entre sus prioridades. Lo normal es que a los turistas sólo los lleven a ver a las mujeres jirafa. Pertenecientes a los Akas, y que hoy en día casi son una de esas atracciones de cartón piedra. Esto era diferente, poder ver a los lisus en su poblado y presenciar sus rituales en directo era de lo más tentador.

 

...

...

Ya en las conversaciones previas con Ked me di cuenta de que el asunto era un filón. Como buena lisu cree en los espíritus y su relación con ellos forma parte de su vida cotidiana. Muchas de los relatos de Ked me sonaban a cuentos de película y mi asombro crecía conforme me relataba sus experiencias.

Así con tanta ilusión como incertidumbre partimos hacia el poblado Lisu.

...

...