Cuestión de gustos

Que hay tailandesas guapísimas nadie lo pone en duda, lo mismo que las hay horrorosas. Es cuestión de gusto y de cánones de belleza. Ahora, la que es muy guapa es la ostia.

Personalmente me cuesta encontrar tailandesas que me llamen la atención. No digo que no existan, digo que resulta difícil. Me pasa que las veo en los dos extremos, o muy guapas, o muy feas. Y con un hándicap, y es que envejecen mal. Aun con todo, hay algo en ellas que si me resulta atractivo, su feminidad, aunque esto es algo común también en los ejemplares machos de este país. Es un país muy femenino. El suave y melodioso tono de voz también y sus minúsculos cuerpos también tienen su punto.

Se esta celebrando Miss Tailandia 2012, y claro, si en un país con más 68 millones de habitantes, seleccionas a las más guapas, y si además las recortas y coloreas para la ocasión, el resultado es espectacular,
Miss Tailandia 2012

Miss Tailandia 2012

Miss Tailandia 2012

Miss Tailandia 2012

Miss Tailandia 2012

Nosotros las pillamos paseando por Chiang Mai…

Paseando por Chiang Mai. Foto: Ernesto Dolz

Aun con todo, me quedo con Pinky…

Pinky

Las fotos son del Bangkok Post, de Ernesto Dolz-Barberà y de la propia Pinky.
PD: No sé por que narices ahora wordpress no permite poner pies de foto, con lo que me gustan a los pies de foto.

4 pensamientos en “Cuestión de gustos

  1. Lo del mal envejecimiento es algo muy común fuera de nuestras fronteras. El año pasado estuve en San Petersburgo y disfruté de la belleza femenina nórdica. Muchas y muy guapas. Pero todas por debajo de los 30.
    En México observé lo mismo, y en Túnez igual, por citar tres etnias muy diferentes. Es un tópico de mis viajes observar esa evolución, y por ahora gana la belleza madura española.
    He dicho.

    • Jajaja, me ha hecho gracia ese “he dicho”. Pues será que tienes razón. Tenemos como muestra a María Teresa Fernández de la Vega, que menudo cambio a pegado. Quizás la excepción sea Costa Rica, donde no es que no envejezcan mal, es que son feas de nacimiento. Claro que en estos momentos no sé si soy el más apropiado para hablar de fealdades. Ayer mientras me curaba la herida de la ceja, me di cuenta, de que ahora parezco una mezcla entre Perico Fernendez y Falete. Es lo que tiene engordar unos kilos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s