El sexo y el picante

Supongamos que estas cocinando con una amiga. Supongamos que entre los ingredientes hay guindillas, chiles y otras especias picantes. Supongamos que la conversación va sobre sexo. Supongamos que el ambiente se va caldeando. Una mano por aquí, un beso por allá… Supongamos que la cosa acaba en sexo y que la rapidez con la que se desarrollan los acontecimientos impide, es un suponer, lavarte las manos.

OOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOh my buda¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡

3 pensamientos en “El sexo y el picante

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s