¿Puede alguien cerrar el puto grifo?

Y eso que estamos en temporada seca.

Aunque la lluvia impide que jueguen con el agua, nada les tira para atrás cuando cae la noche. Y si a mi me corta coger la moto lloviendo o con el suelo mojado, a ellos, a los tais, se la pela. Están más que acostumbrados.

Ayer por la noche todas las zonas de ocio para tailandeses estaban a reventar: restaurantes, bares y discotecas, como en España en nochevieja. Ellas vestidas como para una boda, y ellos, pues como siempre, muy femeninos.

Estuve cenando en Nimanhiman, una de las zonas pijitas de Chiang Mai frecuentada por universitarios y tais con posibles. Un ambiente que nada tiene que ver con el de Loy Krod Road, la zona de bares para extranjeros con chicas de cariño fácil. Las diferencias se extreman si hablamos de discotecas. Por un lado esta Spicy, un antro donde acaban las chicas que apuran su último cartucho para conseguir su “amigo especial” y los extranjeros que no han conseguido con quien pasar la noche, vamos, lo mejor de cada casa. Fabrique es el lado opuesto. Situado en el hall de un gran hotel, los extranjeros pagan entrada salvo que vayan acompañados de un lugareño. Fuera, coches de alta gama. Dentro, varias grandes salas donde los clientes compran las bebidas por botellas. Ellas con trajes de marca, muy al estilo de Vivian Ward en Pretty Woman. Si quieres comer en Spicy, tienes que salirte y comerte una hamburguesa en Mikes, un sitio que no pasa por sus mejores momentos. En la Loney Planet dice que se comen las mejores hamburguesas fuera de EEUU. Yo digo que es uno de los peores sitios de comida dentro de Tailandia. En cambio, en Fabrique, puedes salirte a su terraza, sentarte en uno de sus cómodos sofás y disfrutar de su amplia, buena y cara carta.

Son dos mundos distintos habitados por personas que poco tienen en común. No son los mismos tais, ni los mismos extranjeros. Spicy es el hábitat del turista de paso y del expatriado entrado en años. En cambio, en Fabrique puedes encontrarte con los jóvenes de intercambio o los que trabajan en Chiang Mai como profesores, que no son pocos, principalmente de inglés.

Ir de un sitio a otro es uno de los atractivos de la noche de Chiang Mai.

Retomando el tema del post de anteayer, sigo invadido por las molestas hormigas voladoras. Ahora entiendo el tamaño de pueden alcanzar los geckos y otros animalitos, que aprovechan para ponerse las botas.

3 pensamientos en “¿Puede alguien cerrar el puto grifo?

  1. Es la primera vez q visito un vídeo en youtube con “1 reproducciones”,😛

    Man, hay un Spicy en cada puerto, xd

    A ver si paran las lluvias

  2. Los sapos también se los comen?? Jajaja
    Sigue impresionándome el mogollón de hormigas voladoras. Cuidado con el insecticida!!!
    Besos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s