Cambio de planes

 

Grabando en el tren Bangkok-Ayutthaya

Grabando en el tren Bangkok-Ayutthaya

Ayer al final tuvimos que ir Bangkok. Nos salio el día lluvioso y las previsiones eran que también los próximos días serian mojados en Ayutthaya. Un contratiempo por que teníamos previsto grabar escenas de importancia en Ayutthaya.

Sabana manta

Sabana manta en su versión manta

Antes de salir de Chiang Mai consulté la previsión meteorológica y aunque anunciaba lluvia no decía nada del descenso de las temperaturas. Así que, por aquello de reducir equipaje, dejé zapatillas cerradas y ropa de abrigo. Además, viajamos con el equipo de grabación y sus correspondientes extras, como varios discos duros para copias de seguridad y el equipo para sumergir la cámara, así que cuanto más ahorro de espacio en ropa mucho mejor. Esto, unido a las condiciones del hotel, nos generó un pequeño problema, el frío. Y es que por primera vez desde que llegué a Tailandia he sentido frío. El hotel era bastante peculiar, y diría otra cosa sino fuera por el precio. En el haber del dueño hay que decir que ha llevado hasta el extremo el ahorro de materiales, así, por ejemplo, ha inventado la toalla-sabana. En su debe ponemos ser un rata de la ostia. Hay duchas comunes, y en principio no hay más problema. La cuestión es que no tiene agua caliente, que en principio, siendo Tailandia, tampoco debería suponer más problema. El rollo es que ayer por la noche hizo bastante frío y sin sabana ni manta los dos dormimos mal. Una solución para quitarse el frío del cuerpo es darse una buena de agua caliente, pero no había. Así que con el cuerpo destemplado salimos a grabar, y como seguía lloviendo, acabamos mojados y helados. Decía que es un rata porque para poner el agua caliente sólo hace un calentador eléctrico que viene a costar unos 15€, no hablamos de grandes instalaciones.

Ya que no era previsible una mejora meteorológica decidimos cambiar de planes y darle una vuelta el programa de trabajo. Regresamos primero a Bangkok y luego bajaremos a las playas. Si a la vuelta hay tiempo y no llueve, igual hacemos otra parada en Ayutthaya.

El hotel, el Baan Suan Guest House, esta muy bien situado, en el centro de la parte monumental de Ayutthaya, a unos minutos en moto de los templos. Pondré más detalles en otro post.

Hoy tenemos por delante peleas de gallos, más barrio chino, muythai, mercados flotantes y alguna cosa más.

Por cierto, descubrí algunas de las razones de la impuntualidad del sistema ferroviario tailandés, una provocada por su amabilidad y la otra por ese caos organizado que es este país. La primera es que llegamos a la estación con el tren ya parado en la estación y cuando estábamos comprando el billete, el jefe de la estación nos preguntó nuestro destino. Al comprobar que el tren que esperaba no hacia parada en nuestro destino le dio orden de salida, en caso contrario, nos hubiera esperado. Otra razón son las frecuentes y transitadas carreteras que atraviesan las vías del tren. Mientras esperábamos en la estación podíamos divisar uno de esos pasos. Con la luz de la maquina del tren asomándose en el horizonte, se podían observar vehículos parados en medio de las vías del tren, obligando al tren a para hasta dejar la vía transitable.

Tren a la vista

Tren a la vista

Tren a la vista

vehículos parados haciendo para al tren

La novedad novedosa es que hoy hemos tenido que dormir con manta en Bangkok, algo que no ha debido suceder en tiempos, incluso los bangkokianos estan sorprendidos, todos repiten esto no es Tailandia. La verdad es que hace fr’io.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s