Poblado Lisu. 2ª parte.

...

Cada casa tiene su espacio protegido del sol donde los lisus trabajan o se echan sus siestas

Al llegar nos presentaron a la familia de Ked y después de un breve paseo por el pueblo nos dirigimos al templo principal. Ya nos había dicho Ked que los templos lisus eran sustancialmente distintos a los tais. La tribu de Ked es bastante humilde, así que a las diferencias lógicas entre un templo animista y otro budista, se suma la extrema sencillez del templo. Efectivamente, nada que ver con la exageración que rodea algunos templos budistas.

Por cierto, a los templos lisus no pueden acceder las mujeres, a riesgo de quedarse estériles o que Apuma, el gran espíritu lisu, se enfade y se pire a un lugar mejor. Cosa que ocurrió no hace mucho tiempo, y que provocó que todo el pueblo cayera enfermo, como más tarde nos contaría el chaman del pueblo.

El templo es un sencillísimo recinto con varios chamizos. El que esta situado en el medio es el principal, el dedicado a los espíritus. No hay figuras de ningún tipo, unicamente un altar principal en el que residen los espíritus y otros a los lados en los que se le hacen las ofrendas.

Al llegar, en uno de los chamizos laterales, un grupo de hombres tomaba el té a la espera del comienzo de las ceremonias. Además de celebrar el año nuevo, se preparaba la ceremonia de sucesión del encargado de cuidar el templo, en la que participamos como invitados.

Para celebrar el año nuevo tenían preparados unos pollos y un cerdo, a los que iban a sacrificar como ofrenda a los espíritus. Y así fue. Después de los rituales en los que fueron ofrecidos, mataron los pollos y el cerdo. A los primeros les hicieron un pequeño corte en el cuello y al cerdo lo atravesaron con una lanza. Después, prepararon todo para la posterior comida.

...

...

...

Game over

...

Ceremonia en la que se nombra al nuevo encargado del templo, que es el señor arrodillado al que el resto de los hombres le ponían unas cuerdas previamente manipuladas por el chaman.

...

Antes de ser sacrificados, los animales son ofrecidos a los espíritus.

...

Limpiando los pollos.

3 pensamientos en “Poblado Lisu. 2ª parte.

  1. Lo de comer penes de cerdo no se si es de heterosexuales no practicantes. De su alteza el ministro se comen los pies, no los penes

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s