Las ciudades que no descansan

El ritmo vital de las ciudades tais no deja de sorprenderme. He llegado a Bangkok en tren a las 5:32 de la mañana y hay el mismo trajín que a cualquier otra hora.
Y pasa en todas. Ayer en Sukhothai nos levantamos a las 5:30 para hacer una excursión, y el ritmo en los mercados ya era intenso. Magnifico para los animales nocturnos como yo.
Por cierto, la primera vez que un tren llega puntual.

5 pensamientos en “Las ciudades que no descansan

  1. Uuuuy, qué interesante, cuanta emoción!!!
    Nada, ya me esperaré a que vuelvan Jaime y Fran para que nos cuenten algo… Que veo que tu no estás muy inspirado. Jeje
    Besicos

    • Jajaja, chica que no hay manera. Hasta ahora no he podido sacar tiempo y aqu’i en Bangkok, que vamos m’as relajadados, no tengo wifi en el hotel. As’i que o esperas al regreso de las expediciones o a la semana que viene. Claro que hay una tercera opci’on: vente pa taiolandia as’i no tendras que esperar a que te cuenten las cosas. Besos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s