Mi viaje perfecto

Muchos me pedís por mail que os recomiende un recorrido por Tailandia. Lo fácil seria prepararme un recorrido tipo y enviar el mismo a todos. Pero no suelo hacerlo.

Mantengo que salvo algunas circunstancias las agencias de viajes ya no tienen sentido y desde luego recomiendo huir de los viajes organizados. Internet, un poquito de inglés, una mínima experiencia en viajes, paciencia, curiosidad y ganas de aprender es lo que necesitas para preparar y viajar por Tailandia.

En internet hay la información suficiente como para preparar el viaje a tu medida. Es verdad que mucha de ella esta inglés, pero ahora hay herramientas suficientes como para solventar ese problema. Además, hay gente como yo que aportamos nuestro granito de arena. En la red encuentras vuelos, horarios y precios de trenes y autobuses, información sobre las ciudades, programas de actividades, hoteles para todos los gustos, webs especializadas en temas concretos, de todo. No todos buscamos lo mismo y hay información para todos.

Además, siempre se saca más provecho del viaje si previamente has leído información sobre el destino.

El inglés que se necesita para viajar por Tailandia es mínimo, siempre y cuando no te veas envuelto en alguna circunstancia especial. En esos casos puedes recurrir a la policía turista o a la Embajada de España en Bangkok. Mi mal inglés me jugó una mala pasada al intentar poner una denuncia, que hubiera resultado imposible sin la ayuda de un traductor, por lo demás, sin problemas.

Nunca viene mal tener una mínima experiencia como viajero, sobre todo para saber valorar situaciones adversas. Muchas veces una retirada a tiempo es una victoria. No hay que olvidar que estas en un país con unas costumbres distintas, con unas leyes que desconoces y donde tus derechos no son los mismos que en tu país de origen. Incluso lo que tú entiendes por derechos aquí puede sonar a risa. En general cuanto menos contacto tengas que tener con la policía local mucho mejor. Las historias que yo he oído acerca de extranjeros que han tenido problemas muy graves siempre se han saldado desfavorablemente para el extranjero.

Si viajas por tu cuenta tendrás que echar mano de tus reservas de paciencia, sobre todo en temas de transporte. Comprar billetes de avión a última hora suele ser caro, así que si eres un viajero con capacidad económica media tendrás que usar medios alternativos. Entre el tren y los autobuses tendrás cubiertas casi todas las rutas. A favor tienen los precios, que suelen ser económicos. En contra tienen que suelen tardar lo que no esta en los escritos y nunca llegar a su hora. El tren Bangkok-Chiang Mai, 850 km, suele acumular retrasos de un par de horas como mínimo. Mi record es 8 horas de retraso.

El tema de los horarios hay que tenerlo presente en caso de tener que conectar con algún avión. Si es así, asegúrate de llegar al destino con muchísimo margen de diferencia.

Paciencia te hará falta para enfrentarte a las hordas de vendedores. En algunos sitios son especialmente pesados y sino quieres entrar en el bucle infinito del mal rollo tendrás que tomártelo con paciencia. Desesperante es utilizar un tuktuk en Bangkok si vas sólo hombres. Digas lo que le digas acabaras en un sitio de alterne, por decirlo finamente, el 90% de las veces.

También es aconsejable abrir un poco nuestras mentes. Pretender que los tailandeses se rijan por nuestros mismos criterios es bastante absurdo. No podemos creernos el ombligo del mundo. Queremos que los musulmanes dejen el velo en casa cuando vienen a occidente argumentando que tienen que adaptarse a nuestras costumbres, y a la vez, cuando viajamos queremos que nos traten según nuestros varemos. Asía es diferente y allí radica su atractivo. Si buscas un viaje con estándares españoles mejor vete unos días a Suiza.

Por lo general si el turista va de buen rollo encontrará buen rollo, aunque sin olvidar que son más de 70 millones de personas y hay de todo. Otra cosa son los extranjeros que viven aquí, que por lo general hablan pestes de los tais.

Hay que prestar especial atención en los negocios relacionados con el sexo. En muchos de ellos intentan siempre estafar al turista. No es recomendable ir a los shows anti eróticos de Pat Pong en Bangkok, donde la forma de reclamo ya esta pensada para la estafa. Si queréis ver lo de la pelotita, en Bangkok hay uno llamado Flora Show más recomendable. Yo he estado cuatro veces y nunca han intentado cobrarme un baht más de lo pactado. Además, el garito es tan decadente que tiene su encanto. Y en cuanto al show, no se puede contar con palabras. En los karaokes lo mismo. El mejor sistema es ir pagando conforme se consume para no acumular cuenta. A mi una vez me querían cobrar un montón de pasta argumentando que me había bebido 40 cocacolas ¡¡en dos horas!! ¡¡Jaja, si apenas le pongo coca al whisky!!

Si prefieres ir sobre seguro y contratar los servicios de una agencia de viajes, hazlo con una tailandesa. Reserva tu vuelo y hotel en Bangkok para los primeros días, y aquí acude a una agencia. Además de ahorrarte unos buenos euros, tienen más información que las españolas.

De todo esto se desprende que mi viaje perfecto es el que cada uno hace a su aire, sin llevar el ritmo marcado por un calendario previo y sin tener que soportar insoportables compañeros de viaje. Donde ir, qué ver o qué hacer ya depende de los gustos de cada uno.

En general todos los viajes suelen ser parecidos. Bangkok, Chiang Mai y alguna playa suele ser el viaje tipo. Dependiendo del tiempo se añaden más destinos. Yo recomendaría hacer una parada en Ayutaya o Sukhothai, eligiendo la segunda si no hay tiempo para las dos. También es recomendable tener en mente el clima. No es lo mismo Tailandia en abril que en septiembre o enero. Cuidado a la hora de escoger playa, la época del año influye en el estado del mar.

Mi mejor viaje a Tailandia fue el primero, hace cuatro años. Vine con un amigo y sin ninguna expectativa. El país y los tailandeses nos dejaron perplejos. Aunque es cierto que cuando vas de buen rollo en casi todas partes te lo pasas bien, aquí hay algo especial. Ademas, vinimos en octubre, que junto con noviembre, diciembre, enero y quizás febrero, son para mi los mejores meses.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s