20 días en Tailandia, Beatriz. 1ª parte

Empezare el año con algo nuevo.  A cambio de hacerle de guía,  Bea prometió escribir sus aventuras por Tailandia.  Tengo mucha curiosidad por saber lo que la gente piensa sobre Tailandia, sobretodo si lo meditan una vez en casa, descansados y con la cabeza fria.

Bea ha cumplido y aquí esta el relato, divido en tres partes.

20 días en Tailandia, 1ª parte

Bangkok

El pasado 30 de octubre aterrizamos en Madrid después de 20 días viajando por Tailandia. Y volvemos encantados, no se como expresar esto sin que resulte cursi, Tailandia me ha enamorado ó mejor dicho me ha enamorado su gente y su forma de ser.

De antemano sabía que el choque cultural iba a ser grande pero lo que no me podía imaginar es que un viaje me pudiera despertar tantas emociones y sentimientos. ¡Qué distinto es todo y que simpática y amable es la gente!. Allá por dónde pasaras siempre había una sonrisa y un saludo.

Aquellos que me conocen, bien saben que no era uno de los destinos que más me llamara la atención, pero aprovechando que Carlitos volvía hacía esas tierras, y animados por su pasión y la de otros amigos que habían estado allí, decidimos descubrir con nuestros propios ojos cuál era la magia que desprendía ese país.

Era una oportunidad única que no podíamos desaprovechar ¡quién mejor que un amigo que conoce el lugar para enseñárnoslo!.

El viaje prometía: Bangkok, Chiang Mai, Sukhothai, Ko Phi Phi, Ao Nang, masajes, elefante, tigres, balsa, barquitos,…y lo mejor a nuestra marcha, sólo con los viajes de ida y vuelta cerrados.

Llegada a Bangkok

Recuerdo el bofetón de calor que sentimos cuando bajamos del avión en Bangkok. Allí pasamos 3 noches alojados en un hotel (por cierto muy bien de precio) en una bocacalle de Khao San Road , zona muy animada y que nos gustó mucho, llena de puestecillos, bares con música en directo, alguno de ellos abierto hasta las 24 horas.

Lo primero que me llamó la atención fue el caos circulatorio pero controlado, no sé cómo porque apenas había semáforos. Motos, coches, tuk tuk (algunos hasta tuneados) por todos los sitios. Tuve grandes problemas para cruzar y lo sorprendente es que no vimos ningún accidente y no creáis que no pensé más de una vez que nuestro tuk tuk iba a chocarse con algún otro vehículo. Curioso, también, el número de personas que podían llegar a ir en una moto, creo que conté hasta 4 sin incluir al bebé.

 

Wat Arun

Wat Arun

En Bangkok visitamos templos: Wat Phra Kaew y el Gran Palacio, Wat Pho (Buda reclinado ¡menudas medidas!), Wat Traimit (dónde el “ca…” de Carlos encontró a mi doble, ¿no sé porque? ¿acaso por el parecido de mi nariz?. Pero de todos ellos del que nunca me olvidaré, y puedo asegurar que Kiko y Carlos tampoco, fue de Wat Arun, un templo que, además de impresionante, tiene unas escaleras muy empinadas que digo empinadas, empinadísimas, Allí descubrí lo que era el vértigo. Lo malo no fue la subida (no podía mirar hacía abajo) sino pensar que luego teníamos que bajar. No pude hacer ninguna foto ¡qué sudor de manos!. ¿Cómo bajamos? ¿de espaldas? Los chicos ya se estaban preparando para parar mi golpe, pero finalmente no fue para tanto: sujetos con fuerza a la barandilla y de medio lado logramos bajar.

Otra de las cosas que más me ha gustado de Tailandia son los mercadillos, la variedad de colores y de intensos olores. Recuerdo con gran cariño el momento en que unos niños jugaban a piedra, papel o tijera sentados en uno de los puestos, gran diferencia con occidente dónde a los niños les resulta difícil divertirse si no juegan a la Wi, Play. Tampoco puedo pasar por alto la cantidad de comedores y puestos de comida que hay, se pegan cocinando a todas horas.

 

Chao Praya

Chao Praya

Por supuesto callejeamos y no solo por lo turístico, salimos por la noche, nos dimos masajes, visitamos el museo forense, muy interesante, fuimos en barca por el río Chao Phraya, dónde sin enterarme compré un abanico-gorro, digo sin enterarme porque cuándo me quise dar cuenta el único vendedor del mercado flotante que quedaba a esas horas ya me lo había colocado en la cabeza. Pues nada, allí estaba yo con mi gorro más feliz que Ortiz. Durante el paseo en barca dimos de comer a “cientos de pececillos” el pan que el vendedor nos había regalado y que nosotros no sabíamos para qué (menos mal que no nos lo comimos nosotros…)

Otra imagen que no olvidaré es la simpatía con la que posaron para la foto los niños que practicaban boxeo.

Paseamos por el parque Lumphini, un respiro en medio de la gran ciudad, dónde tuvimos la oportunidad de ver lagartos y observar como uno de ellos le pegaba un coletazo a otro para evitar que éste le arrebatara el pescado que acababa de apresar.

En Bangkok, decidimos también comprarnos un traje y un vestido hechos a medida. ¡ERROR! ¡Mala elección! y no precisamente porque los trajes estuvieran mal hechos sino por el mal que dieron los puñeteros trajes. Recomendación: si compráis trajes hacedlo en la ciudad dónde vayáis a estar más días. Nosotros los encargamos allí (no preguntéis como acabamos en esa tienda: las casualidades y el destino del tuk tuk) y nos íbamos en 2 días y volvíamos a recogerlos, se supone, el día que cogíamos el avión con destino a Krabi, pero no fue así. Como comprobaréis a lo largo del viaje los trajes salen a relucir otra vez.

Anuncios

2 pensamientos en “20 días en Tailandia, Beatriz. 1ª parte

  1. IMPRESIONANTEEEEEEEEEE ¡¡¡¡¡¡

    Bea, no se te da nada mal. Carlos, creo que debes hacer un sitio en tu blog, para que bea tenga su momento de inspiracion y creacion, y pueda escribir.
    Que recuerdos me trae al leer tus vivencias. Ayer dimos un repaso a las fotos que tenemos, y la verdad, cuanto deseamos el regreso otra vez.
    Esperamos ansiosos la segunda parte.
    Besicos y con buda.

    • Vosotros tenéis una ventaja y es que vuestro primer viaje fue organizado, así que si estoy por aquí cuando volváis, lo haréis a vuestra bola y la experiencia mejorara seguro.

      Besos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s