Comprar un traje a medida y los tailandeses no tan simpáticos

Cansados estaréis de leer lo majos, simpáticos y hospitalarios que son los tailandeses. Pues bien, aunque en líneas generales es cierto, también conviene decir que en ocasiones son un poco cabroncetes.

Hoy toca una recomendación básica para los que vayan a visitar a Bangkok. El asunto en cuestión: hacerse un traje.

Parece ser que todos los habitantes de Bangkok están compinchados con alguna tienda de ropa, la cual les proporciona comisiones por cada cliente que compra.

Los primeros son los conductores de tuks tuks, bueno, estos están compinchados con toda clase de negocios: ropa, gasolineras, bares, restaurantes, etc. Cansinos hasta decir basta, fuera de Bangkok son menos plastas, os preguntaran repetidamente si queréis haceros un traje a medida, siempre conocen la tienda más barata, o la de mejor calidad. Incluso os querrán llevar a cambio de un descuento en el trayecto, “no tenéis que comprar nada, sólo ir un rato”, os dirán. Ellos reciben un cupón para gasolina por cada cliente que llevan, compre o no.

Otros son los currantes de los hoteles, que aunque con menos insistencia, también os hablaran de lo perfecto que ha salido el día para comprarse un traje a medida.

Otros son los ciudadanos de a pie. Los hay directos, que te paran por la calle e insisten incluso en acompañarte. Los hay más sutiles. Pueden estar media contestando una pregunta para al final, como el que no quiere la cosa, indicarte donde hay una tienda.

Y por último, esta el perfecto, él que tiene el sistema más sofisticado. Nunca para al turista, espera a ser parado. En ese momento despliega todas sus armas. Emplea el tiempo necesario para contestarte, te da indicaciones más allá de la pura cortesía, incluso te dibujara un mapa. Cuando te tiene emocionalmente ganado, en ese momento en que piensas “que tío más majo”, en ese preciso momento que tienes la guardia bajada, empieza un diálogo que puede ser más o menos así:

(tailandés más majo que las pesetas) – ¿Habéis estado en Kao San Road? (Él sabe la respuesta pues o bien el turista tiene el hotel en Kao San Road o alrededores, o ha pasado por allí)
(turista pardillo tonto del culo) – Si, tenemos el hotel allí
(tailandés más majo que las pesetas) – Pues si vais no compres allí, los precios son caros
(turista pardillo tonto del culo) – Ya ya, algunas camisetas ya nos hemos comprado
(tailandés más majo que las pesetas) – Si tenéis que comprar podéis ir a la Fábrica Estatal de ropa
(turista pardillo tonto del culo) – Anda, no sabia que eso existía (Al turista se le abren los ojos al pensar en un sitio controlado por el estado, con precios justos y donde los vendedores te dejan respirar)

Y el tailandés sólo tiene que esperar que la semillita germine.

En nuestro caso, yo soy el turista pardillo tonto del culo, el tipo apuntó en mi libreta la dirección, e incluso paró un tuk tuk y negocio un precio para nuestro recorrido que, por supuesto, incluida para en la Fabrica Estatal.

Al llegar, la Fabrica Estatal se había convertido en la James Taylor Company. NO EXISTE NINGUNA FABRICA ESTATAL DE ROPA, NI DE NA.

Tampoco hay que hacer caso al ciudadano que te para por la calle, normalmente en las cercanías de un templo, que te dice que dicho templo esta cerrado por algún rollo budista o real, y que él puede recomendarte otro mejor. Acabaras en una tienda rodeado de vendedores indios.

Ahora vayamos a la segunda parte: hacerse el traje.

Yo he oído de todo. Gente contenta con su traje, sus camisas y su corbata, y gente que al llegar a España y preguntar se ha sentido un pelín frustrada. Así que en la calidad no entrare pues no tengo ni idea.

Quiero hacer una recomendación sobre el proceso de la compra. ¡¡CUIDADO CON LOS PLAZOS!! Aseguraros de que os van a entregar el traje en el plazo acordado o corréis el riesgo de estar el resto del viaje pendientes de las compras. Dos cosas podéis hacer al respecto. La primera es comprar el traje en la población en la que vayáis a pasar más tiempo y la segunda, NO PAGAR EL IMPORTE TOTAL DE LA COMPRA HASTA NO TENERLA EN VUESTRAS MANOS. Aunque ellos dirán que no se puede, aceptaran cuando os vean salir por la puerta.

 

...

Si no recuerdo mal, les soplaron como 300€ por ambos trajes. Y lo que si recuerdo a la perfección es el mal que dieron, no Kiko y Bea sino los trajes. Los indios de James Taylor no cumplieron los plazos pactados y tuvimos que estar pendientes de los putos trajes hasta casi el último día. Así que sólo espero que la hermana de Kiko no suspenda la boda y que su tío, sastre de profesión, le diga que fueron una estupenda compra.

...

Si ya lo sé, con cualquier cosa que me ponga...

Anuncios

7 pensamientos en “Comprar un traje a medida y los tailandeses no tan simpáticos

  1. ¡Qué risas me acabo echar ! ¡Qué pinticas tenemos, eh? Poco guapos que estamos.
    En cuanto a la calidad ya os informaremos y para ser exactos fueron 289 Euros.
    Por cierto, nos chulearon la corbata tenemos pendientes mandarles un correo para ver si nos la mandan ¿hacemos apuestas?.

  2. Que guapos todos oye. Carlos tu puedes ir a las bodas estilo Tai.

    Yo me compre hace años 3 camisas y puedo decir que me han ido muy muy bien.

    La corbata olvidadla. Y si tiene que ir a recogerla Carlos tambien, aun no me ha recogido a mi una camisa que me dejé en un hotel (toma puya) 😉

  3. ¿es que el james tailor da comisiones a todos los tai que convenzan a alguien de hacerse un traje? ¿da igual que sea un traje de noche, traje de chaqueta o traje de baño?

    • Mas bien es que todos los tailandeses conocen una sastrería. James Taylor tiene extendida una red de cazadores de clientes como la tienen las otras tiendas.

      Esto es extensivo a otros negocios. Se me ocurre que las agencias de viajes también lo hacen. De esto modo, puedes encontrarte con un amable tai en la puerta de las estación que se empecina en que no compres los billetes en la estación y que vayas a una agencia. Y puede decirte que en la estación son más caros, que no hay o que sólo venden los de peor clase.

      Con los tuk tuks ya es escandaloso. Y si vas sólo hombres puede darte por jodido. Digas lo que digas, acabarás en la puerta de un puticlub.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s