Ejercitar la paciencia

No importa cual sea el siguiente paso, seguro que serán horas.

Reparando el bus

Reparando el bus

El autobús desde Chiang Mai a Udontani fueron 17 horas, unas cuantas más de lo previsto porque se averió y tuvo que parar en mitad de ningún sitio dos veces. Cosa que por cierto debe ser habitual. La primera vez serian como las 2 de la mañana, 7 horas después de salir. Estuvo parado en el arcén cerca de tres horas, esperando a que viniera el equipo de reparación, y ni un solo thai se movió de su asiento. Sólo unos cuantos extranjeros bajamos del autobús a estirar las piernas o fumar un cigarro. El resto ni se inmutó.

El taller de la estación

El taller de la estación

Y yo que me quejaba de las 10 horas del viaje a Mae Sae, buf, aquí al final fueron como 17. Ni que decir tiene que llegué con la espalda que daba asquito. Al llegar aun me quedaban un par de horas de autobús hasta Vientiane, ¡Que le den pol culo! Pensé después de preguntar lo que costaba en taxi. Unos 16 euros hasta la frontera y unos 8 € desde allí hasta Vientiane. A gastar.

Como esta vez viajaba en autobús decidí reducir al máximo mi equipaje, cogiendo sólo lo imprescindible, y sin meter en esa categoría mis calmantes musculares más por olvido que por estupidez. Mi espalda me daba problemas, así que tras pedir ayuda en la recepción del hotel, muy amablemente accedieron a acompañarme al hospital. Tras esperar 4 horas, me inyectaron lo que decían era un relajante muscular. Por supuesto, acepté.

Bus VIP

Bus VIP

En el consulado lo mismo. 2 horas de espera el primer día y una el segundo. Luego vuelta a Tailandia para regresar a Chiang Mai. Ahora estoy en Udontani, en la estación de autobuses. Tengo 3 horas y pico de espera para coger al bus, que según dicen tarda 12 horas. Y no es eso lo peor. Esta vez no voy en Bus VIP, con asientos amplios y reclinables, esta vez es uno de cuando Cristo perdió la alpargata.

Pues eso, a ejercitar la paciencia.

Ya sé que podía ser peor, podría tocarme la Bardem como compañera de viaje.

He visto comentarios y algún que otro mail. Permitidme que los conteste mañana que estoy cansado.

Bus normal

Bus normal

Uy, me parece que estoy fumando donde no debo. Un poli se acerca directo hacia mi humilde persona con cara de pocos amigos. Ya que estoy voy a esperar y lo cuento en directo… Esta como a 20 metros y viene hacia mi o va a la tienda que esta justo detrás mío. 10 metros, 5 metros, sigo escribiendo, jaja, algo me dice en perfecto thai.

5 minutos después. Me ha dicho que no puedo fumar aquí. No le he entendido. Le he dicho que no esta indicado. No me ha entendido. Algo me ha contestado. No le he entendido. Señala mi tabaco, ¿Querrá uno? No, no quiere uno. Me dice que a fumar fuera de la estación, o eso creo. He puesto cara de cordero degollado y se va por donde ha venido. No es que tengan pinta de mala ostia, rollo Guardia Civil, es que llevan el uniforme 3 tallas menos y parecen salidos de una peli de John Wayne.

Ale, que me voy a fumar un cigarro.

Y por el mismo precio, una foto de la estación

Y por el mismo precio, una foto de la estación

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s