Mosquito-Gecko-¿?-Serpiente, ¿Qué animal falta en la cadena alimenticia?

Igual es la razón de la presencia de la serpiente. No lo sé, tampoco me importa.

En mi afán como conocer más a los tais me mude a una casa tai, en un barrio tai, dejando atrás las comodidades de los edificios pensados para occidentales. Y que coño, me gusta.

Todos los días, a las 4:30, puntuales como suizos, los monjes del templo que colinda con mi casa, tocan las campanas. Empiezan suavemente y van subiendo el volumen hasta que todos los perros del vecindario ladran como posesos. Que debe ser la razón para que durante el día no digan ni guau. Los días señalados repiten la misma operación a las 5:30 y las 6:30.

Me he acostumbrado al ruido de la calle. Vivo en una planta baja y mi cuarto da a la calle, y a partir de las 7 de la mañana, a pesar de ser diminuta, empieza el ir y venir de motos y tuk tuks. A eso de las 10 de la mañana comienza el trasiego de vendedores ambulantes. Sus vehículos normalmente no hacen ruido pero llevan incorporados unos pitos con los que avisan a los habitantes de su presencia. Paran cada x metros y hacen sonar los pitos repetidas veces.

Los mosquitos. En los hoteles o residencias no entra ni uno, así que no resultan molestos para dormir. Un solo mosquito puede tocarte las pelotas hasta que no acabas con su vida. En mi casa es una lucha constante. Utilizo dos tipos de productos químicos. Tengo el que huele bien y el eficaz, que huele realmente mal. Además, tengo una raqueta eléctrica con la que paso el rato persiguiendo y abrasando al que sobrevive a la química.

El calor. No tengo aire acondicionado, situación impensable en un hotel o residencia. En mi última residencia la temperatura de mi habitación era de unos placidos 24 grados. Aquí paso más calor. De momento se duerme bien, sólo durante un par o tres horas al día, de 1 a 4, más o menos, echo en falta el aire.

Aun así estoy encantado viviendo aquí. Me gusta el barrio y es muy agradable tener vecinos tan simpáticos.

Lo de la serpiente no me preocupa demasiado. Entiendo que es un problema puntual. Eso si, he preguntado estos días si había en Chiang Mai serpientes venenosas. Sólo en la noche de ayer me contaron dos historias. Una chica me contó que su hermano había muerto por la mordedura de una serpiente. No llegaron a tiempo para administrarle el antídoto. Y la otro murió porque donde vivían, a 100 kms de Chiang Mai no tenían el antídoto. En cualquier caso, las serpientes me dan más miedo que asco.

Ahora, si hay un animal que me asco, es…

Y una cosa es acostumbrarte a ver las ratas por Chiang Mai, que las hay, y king size, y otra es verla dar saltitos y pasearse por mi cama, que no me hace ni puta gracia.

De acuerdo, es una rata pequeña. Pero ¡milks! entre pequeñas cucarachas, pequeñas arañas, pequeña serpiente y pequeña rata, no vivo en una casa, vivo en un pequeño zoo.

Anuncios

14 pensamientos en “Mosquito-Gecko-¿?-Serpiente, ¿Qué animal falta en la cadena alimenticia?

  1. “Sangre fría la tuya” si me lo encuentro yo en lugar de tomar la cámara de video lo que agarro es la maleta y salgo a 100 km/h al hotel occidental más cercano, les tengo auténtica fobia a las ratas, ratones y ratoncillos, los únicos que no me dan miedo son los de la Cenicienta

    • Hasta ahora sólo han aparecido animales que o bien me dan asco, cucarachas o ratones, o bien me dan miedo, la serpiente. El día que aparezca uno que me de miedo y asco haré la maleta y buscaré otro alojamiento. Hombre, si vienen juntos ratones y serpientes también me lo replanteare.

      El caso es que con la tontada de la serpiente y el ratoncillo, cada vez que me muevo por la casa voy con pies de plomo, mirando todo antes de mover una pierna. Y lo del ratón, que pululara por la cama no me simpatiza nada de nada.

  2. Estoy con tu prima. Una rata por pequeña que sea no deja de ser una rata. Chico, ¿no puedes mudarte a un sitio intermedio? A lo mejor no hace falta que sea un hotel pero vivir con tanto bicho tiene que ser un coñazo.

    Oye, ¿hay alguna forma de saber cuando pones nuevos post sin necesidad de conectarte? ¿Tienes pensado volver? ¿es verdad que mañana haces una videoconferencia en la campana en un homenaje al jaja o algo así?

    Besicos majo

    • Es verdad, es una rata. Confío en que como la serpiente, sean visitas aisladas. En realidad, los realmente pesados son los mosquitos. Estoy todo el día con el spray y es un coñazo, y si te dejas uno vivo puede darte la noche. Por eso, gecko que veo, gecko que meto en casa. Ya decía antes que de momento aquí me quedo, el barrio, tener cocina y mis vecinos compensa los bichos. El rollo de vivir en un barrio con menos naturaleza es que están plagados de turistas y me simpatiza menos.

      Y lo de mudarme tampoco te creas que es fácil. Normalmente las casas las alquilan para estancias largas y a un hotel paso.

      Me imagino que quieres decir sin necesidad de visitar el blog. Puedes suscribirte al blog y cada vez que publique un post te llegará un mail. En la columna de la derecha, en la parte inferior, tienes una casilla para introducir tu mail.

      Tengo pensado volver, pero no sé cuando. Imagino que dependerá del dinero. Mi idea es vivir aquí así que si vuelvo será para vender mis cosas e intentaré que sea una corta estacia.

      La Campana hace todos los años, en febrero, una semana de humor y mañana dedican el día al festival. Hay un mesa redonda, ponen varios cortos y también hay una actuación. Rodo, el dueño del bar, pensó en aprovechar para hacer una videoconferencia conmigo. Pero no podrá ser, principalmente por la conexión que tengo, que no da para una videoconferencia. Además, la diferencia horaria no ayuda mucho porque calculo que aquí seria a las 4 de la mañana más o menos.

  3. ¿como se llama el ratoncillo? ¿has probado a ponerle plato en la mesa? ¿no crees posible que el raton lleve más tiempo que tú en “su” casa, y estés perturbando su vida familiar? A mi me parece simpático.

    • Nada, sin piedad con los ratones. Ni siquiera los tais les tienen respeto. A la serpiente no la mataron, por lo visto da mala suerte, pero amigo, a por el ratón fuimos a muerte. Eso si, tuvo suerte y salio disparado por la puerta.

      Igual era SU casa pero ahora es MI casa ya que soy yo el que paga el alquiler. Sólo doy de comer a los geckos.

  4. ¿No tenías en este blog un post sobre un parque lleno de animales?, creo que tu casa lo supera. Yo me replantearía mudarme al parque. Besos.

  5. Dios mio,. o Buda tuyo, como se nota que sois animales de ciudad. Yo estuve, en una tempoarada de mi vida estudiantil, trabajando en ICONA en vigilancia de inciendios forestales… y vivía en una tienda de campaña los cuatro meses que duraba la campaña, y estaba solo en 14 Km. a la redonda…¿animales?, todos, desde una simpática ardillita que aparecía de vez en cuando, o un tejón, o un erizo, esos son los simpáticos… a serpientes de diferentes tamaños y texturas o al ir a acostarme aparecer un lagarto, sí, de los verdes, dentro de la cama de mi tienda, y éste no es venenoso pero muerde fuerte. Por supuesto ratas y ratoncillos por doquier en las basuras que recogían cada tres meses. Y lo peor, para mí, por supuesto, son los insectos, no por miedo ni asco, qué va, los que hemos vivido así en el campo sabemos que ningún animal te va a atacar a menos que se sienta acosado, pero las molestas moscas o un aguijonazo de un tábano me sacan de quicio, la arañas tampoco se meten contigo e incluso tengo una buena colección de fotos de todos esos animalillos, “probiños”.
    La solución a ratas y serpientes es bien fácil, les encantan a los gatos. Los insectos son más jodidos de combatir. Y sobre lo del jaja pues nada, que no se comentas en el blog, ya hablaremos.
    Sigue disfrutando mientras puedas, pero tarde o temprano te tocará picar. Besos

    • Desde luego que si, soy declarado urbanita.

      Madre de dios Rodo, entre lo de Icono y el secreto inconfesable debías ser un puto crack. ¿Llegaste a hacer las dos cosas a la vez? Dime que si y mándame fotos¡¡
      Estoy de acuerdo. Ya decía en algún otro comentario que si me dejaran eliminar una especie, eliminaría los molestísimos mosquitos.

      Efectivamente, lo del jaja prefiero comentarlo en privado. Abrazos

  6. Hola Carlos! Hace mucho que no te digo nada pero te sigo la pista, que lo sepas.

    Me he reído mucho últimamente sobretodo con las Jalonadas,jeje. Esto de vivir en Tailandia es toda una aventura!! Con tanto bicho inesperado, yo tendría peligro de infarto. Tú serás urbanita, pero te aseguro que yo mucho mas, no sé si aguantaría, creo que no. Ni serpientes, ni lagartijas, ni mosquitos y sobretodo con lo que no puedo y me supera son las cucarachas, se me ponen los pelos de punta. Pero lo que me parece monísimo es ese ratoncillo que tienes en casa (de rata no tiene nada) con eso no tendría ningún problema (mientras sea uno) es cuestión de ponerle nombre y darle de comer para que no ataque la despensa. Que al que le va a dar un infarto es a él, se le ve un poco alterado, jeje.

    Bueno, a ver si solucionas lo de la visa y nos sigues contando tus andanzas. Que aunque tengamos ganicas de que vuelvas de visita, se que estás mucho mejor allí.

    Besicos

    • Hole Helen¡¡

      Es que el video de mi hermano no tiene desperdicio, sobretodo si lo conoces. Me hace gracia que cada uno ve la historia dependiendo del asco que tenga a cada bicho. Desde luego las cucarachas se llevan la palma al bicho más asqueroso. Jajaja, dice monísimo, será porque esta en la cama de otro. De todas formas con ambos bichos contaba. Chiang Mai esta repleto de las dos cosas, grandes cucarachas y grandes ratas. Gaby tiene alguna experiencia con las últimas. Una bien grande le paso por encima del pie. El problema es que aquí las ratas están acostumbradas al humano por la relación tan cercana que hay y claro, tienen poco miedo. En fin, toco madera porque de momento no he tenido más visitas salvo claro, los impertinentes mosquitos.

      Lo del visado no lo tengo solucionado pero por lo menos sé lo que puedo hacer, que no es otra cosa que ir de nuevo a Laos, lo que ahora, con mi espalda maltrecha, me da muuuuuucha pereza.

      Pues oye, sinceramente, eso de que tengáis ganicas de que vuelva mola. No sólo porque es agradable que le echen de menos a uno, también porque cuanto tenga que volverme podré ver el lado positivo del asunto. Yo, de momento, no quiero volver, aunque es cierto que alguna vez pagaría por teletransportarme y estar unos pocos días por allí, o un ratico.

      Dentro de unos días vienen David y Nieves y como me pasó con Gaby, me servirá de nexo de unión y me quitará la morriña por otro par de meses. Y si me traen borrajas les querré el resto de mi vida.

      Y por cierto, ahora que no nos oye Rodo. Vente con Susana unos días¡¡¡¡¡¡¡

  7. Pingback: Como la Presley « Carlitopolis en Tailandia

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s