¿Un pincho de saltamontes?

Escorpiones, larvas...

Escorpiones, larvas...

No es habitual ver tailandeses con sobrepeso, los hay, pero son muy pocos. La mayoría de los gordos de Chiang Mai somos extranjeros. Hay dos factores fundamentales para ello: la comida tai es sana, sobretodo para ellos, y comen poco pero muchas veces. En los abundantes puestos callejeros hay siempre gente comiendo. Y de todo. Lástima que cada vez hay más McDonald, Burger King o KFC y abiertos 24 horas. Es normal ver, a todas horas, puestos ambulantes que paran en las puertas de los bares para ofrecer ricos manjares a los clientes y camareros. Noddles, pinchos de cerdo, alitas de pollo, sopas, y todo tipo de comida tai. Lo que más sorprende son los puestos donde venden bichos fritos, asqueroso desde el punto de vista occidental, o por lo menos, bajo mi punto de vista. Desde luego es una cuestión mental. Soy incapaz de comerme un saltamontes pero me puedo poner ciego a gambas. Same same.

Escorpiones, saltamontes, cucarachas, larvas, hormigas vivas…para ellos, un autentico manjar que pueden comer entre comidas como si fueran pipas.

Escorpiones...

Escorpiones...

Saltamontes...

Saltamontes...

Saltamontes...

Saltamontes...

Fotos cortesía de Gaby.

Anuncios

7 pensamientos en “¿Un pincho de saltamontes?

  1. Te tienes que enterar de una cosa que me han preguntado : Los bichos estan tostaditos ? Algunos como los gusanos se movian, pero evidentemente saltamontes y escorpiones estaban muertos. Lo que no se si estaban a la plancha o con algún líquido o como.

    Si ellos vieran que nos comemos caracoles y los hervimos vivos seguramente tambien fliparían.

  2. Estoy contigo, same same… gambas si, otros bichos como que no. Llámalo ombliguismo occidental o como quieras. Pero no me como un bicho de esos ni de coña.
    Y también me ha dado repelus lo de los pececillos come pieles, no sé chico, no me convence. Pero en fin, tú que estás ahí igual ya ves más normal lo que a distancia choca. Por cierto, hablando de anormalidades, mañana es noche buena. Que suerte tienes! como te envidio por comer tu platico de arroz o lo que sea a kilometros de distancia de la tradición católica cansina esta que tenemos.
    Bueno, disfruta. Nesos hordos

    • Evidentemente después de un par de meses hay cosas a las que ya me he acostumbrado. Y lo de los bichos es una de ellas. La parte antigua de Chiang Mai esta delimitada por una muralla, o lo que queda de ella, de forma cuadrada. Y al lado de la muralla hay un foso con agua por donde es frecuente ver ratas de todos los tamaños. Y la verdad, te acostumbras. Puedes estar cenando mientras ves juguetear varios ejemplares sin hacer ningún aspaviento. Y a las cucarachas, que también están por todos lados. Estas dos especies tampoco son mucho problema porque huyen de la especie humana. Otra cosa son los bichos que sin darte cuenta pueden, por ejemplo, posarse en una pierna. En la playa a Gaby se le poso en la pierna uno que hacia el ruido de un Boing A380 y después de un violento gesto yo salí corriendo poseído por el espíritu de Usain Bolt.

      Y sobre la cena de nochebuena. Pues es verdad. Aquí no se celebra. Si que celebran la nochevieja, por los turistas. Pero nada que ver con los fastos occidentales. Eso si, cuando llegue el año nuevo budista imagino que se será la locura. Creo que es en abril.

      Ahora bien, que no se celebre a nivel oficial no quita para que los extranjeros que aquí viven organicen sus cenas. Y yo estoy invitado a una de ellas. Y con la excusa de la nochebuena aprovecharé para conocer más “falangs”, que nunca viene mal. Así que hoy ceno en casa de un argentino. Y luego, volveré a cenar con mi familia a través de videoconferencia, por hacer la tontada. Así que si no quería caldo… Y he constatado un hecho. Mi problema con las navidades no son las tres o cuatro cenas familiares. Lo que me consterna es la parafernalia corteinglesista que empieza ya a finales de octubre, las quedadas con los “amigos” que muchas veces me la pelan, la saturación de villancicos y belenes, el marinero que vuelve a casa por navidad, y todas esas mierdas que hacen que todos los años llegue al día 24 sobresaturado de navidad. Y la puntilla es el seudo champán. Desde aquí hago un llamamiento a los bares. ¡¡No vendáis champán malo!! Y que sepáis algo. Disfrazado de buena voluntad, putada nos hacéis cuando “la casa os invita” a champán y sacáis una botella para vuestros clientes, generalmente la mejor botella del Día o de Galerías Primero ;). Que no puede ser, que te pegas un mes bebiendo mierda. Sólo hay un champán y es el caro, el bueno, el de calidad, con sus finas y contadas burbujitas, el que no produce dolor de cabeza al día siguiente, el resto, es mierda.

      Nesos también

      • Ufff, y recuerda que al salir del Kafé salieron 2 ratas de una alcantarilla persiguiéndose y tras chocarme en la pierna, una me pasó por encima del pie !

        Y el cucarachon volador tambien se me puso en la pierna. Si es que los atraigo. Eso
        si, si Carlos viera al increible Hulk ir a por él a darle de ostias se asustaría menos, que con la cuca, jajaja !

        Que asquizo … Pero bueno, es lo que tiene vivir con la naturaleza.

  3. Gambas, saltamontes, ostras, cucarachas. La misma mierda. (Las angulas son doble mierda)
    Que soís unos puercos.
    Por cierto, ¿te apetece algo especial de cena virtual?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s