Vientiane, de menos a más

Este post esta redactado estando en Laos. Lo publico ahora porque las conexiones allí eran infernales.

Vientiane, probablemente la ciudad con las calles más espaciosas que conozco.

La primera noche me alojé en el Novotel, cerca del aeropuerto. Caro, pero como lo reserve la noche de antes, no quería arriesgarme.

Mi primera misión, después de acercarme al consulado tailandés, fue buscarme un nuevo hotel. Guiado por un taxista acabé en uno llamado Kham Khoun Hotel, situado en la zona de las embajadas, de UNICEF y de los ministerios laosianos. 14 € por noche. Y no lo recomiendo bajo ningún concepto. La habitación es grande, vieja y destartalada, y aunque al principio me pareció suficiente, al cabo de cuatro días me parecía una verdadera mierda. El aire acondicionado daba la impresión que va iba a salir disparado, y sólo tenia dos posiciones: off y corriente ártica. Había wifi en todo el hotel, otra cosa es que tu ordenador captara la señal. Tampoco dejaban traer huéspedes laosianos a tu habitación, así que debe ser verdad que hay una ley al respecto. La comida mala. Probablemente me comí el peor arroz de la historia de los arroces. Por las noches era difícil dormir. Desde mi habitación se oían extraños ruidos desde las cuatro de la mañana. Y para rematar: cucarachas. Además, la zona, que en principio parece buena, es un autentico coñazo, muerta a partir de las seis y pico de la tarde. Cuando vuelva, que lo haré, me buscaré un hotel en la zona turística al lado del Mekong, que hay cientos y de todos los precios.

El tabaco laosiano es infumable, malboro incluido.

Los tuk tuk y taxis funcionan igual que en Tailandia. Paras uno, preguntas y pactas un precio. Por la calle te ofrecen “Laos girl” en cada esquina. En Tailandia pasa lo mismo, principalmente en Bangkok.

No sé cuantos habitantes tiene esta ciudad. En unos sitios he leído que 200.000 y en otros, incluido alguna oficial, que 600.000. Por supuesto, el turismo sexual se palpa en el ambiente. Hombres que en sus países no se comerían un rosco, aquí circulan acompañados. La belleza de ella es directamente proporcional al poderío económico del tío.

Los bancos. Contrastan los edificios de las entidades bancarias con la precariedad del resto de las construcciones. Hay bancos que ni las centrales de las entidades españolas.

Los robos. Yo creo que va incluido en el convenio colectivo del sector servicios laosiano. Te advierten hasta la saciedad que en los hoteles te pueden robar. La primera mañana, en el Novotel, quería dejar el equipaje mientras hacia la gestión en la embajada y buscaba otro hotel para los demás días. La dependienta me preguntó si llevaba algo de valor en la maleta. Tuve que sacar el notebook y dejar la maleta por un lado, y el ordenador en una caja de seguridad con dos llaves. Una se la quedó ella y yo me llevé la otra. Además, firmé en seis sitios diferentes, al cerrar la caja y al abrirla para recoger el notebook. Si controlan quien entra y sale del hotel, los alojados no pueden traer invitados, y las cerraduras de las habitaciones no están forzadas, y aun así roban, no hay que ser muy espabilado para despejar la incógnita. Y me da la impresión que es como la prostitución en Tailandia, que es tan prohibida como permitida. Tailandia es más seguro. El robo esta muy castigado y muy perseguido.

Después de hacer mis gestiones en el consulado y ya con el visado para Tailandia en mi poder, contraté un tuk tuk para que me enseñará la ciudad y así poder posteriormente orientarme. Con tanto aviso de posible robo me entró algo de miedo,  iba todo el día con el portátil en la mochila. Bueno para mis comunicaciones, malo para mi espalda.

Los templos son diferentes a los tailandeses y los budas también, son como mas estilizados. Hay dos que me encantaron, Ho Phrakeo y Phra Thatluang.

Sorprende la cantidad de entidades gubernamentales que hay. Se nota que es un país socialista. Ministerio para la búsqueda de árboles que talar, Ministerio para la selección de taladores, Ministerio para llevar a los taladores a la zona de tala, Ministerio para talar los árboles, Ministerio para llevar los árboles talados a las fabricas, Ministerio para dejar la zona de tala como una patena. En este rollo. También UNICEF tiene muchos edificios.

También sorprende la extraña gestión de los recursos humanos. Tendrá que ver con ser comunistas-socialistas. En mi hotel, a la vista del huésped, hay constantemente 8 personas trabajando. Y la mayoría del día cuatro o cinco se están tocando las narices.

En definitiva, la ciudad fue de menos a más y acabó por gustarme bastante, la gente amable, y el coste de la vida un poco más caro que en Tailandia. Se puede patear perfectamente sin necesidad de taxi o tuk tuk. Volveré.

Una calle cualquiera de Vientiane

Una calle cualquiera de Vientiane

Puestos de poli ¿anti tabaco?

Puestos de poli ¿anti tabaco?

Puestos de poli

Puestos de poli

¿Qué pinta tiene un laosiano?

¿Qué pinta tiene un laosiano?

Autobus camino de algún sitio

Autobus camino de algún sitio

Típico sombrero laosiano

Típico sombrero laosiano

Igual que en Tailandia, los tuk tuks van a tope

Igual que en Tailandia, los tuk tuks van a tope

Descansando

Descansando

Teatro de Vientiane

Teatro de Vientiane

¿Qué diferencia la casa de un pobre a la de un muy muy pobre?

¿Qué diferencia la casa de un pobre a la de un muy muy pobre?

Pedazo banco

Pedazo banco

No smoking games

No smoking games

Mi conductor de tuk tuk

Mi conductor de tuk tuk

Aeropuerto de Vientiane

Aeropuerto de Vientiane. Adoro asía. Daba gusto ser registrado y sólo esperabas que el detector detectara algo

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s