Batiburrillo

Ayer si. Ayer surgió el killer de los bares que llevo dentro. No es que lo echara de menos, pero oye, surgió y había que darle lo que buscada. Botella de whisky en mano, Johnnie Walker Black Label, fui a varios locales de distintos aspectos. Desde el antro más surrealista, hasta el club más sofisticado. Y ya es triste, algo que han tardado en hacer 12 años, yo me lo bebí en unas horas.

Caro, muy caro. La botella me costó 1.200 bahts, más o menos como en España, y entre lo que bebí de más y las invitaciones a las acompañantes me gastaría otros 2.000 bahts. Espero que el animal que llevo dentro no salga otra vez en unas semanas.

Al igual que a Aznar, el alcohol me elimina por completo casi todos los filtros mentales. Así, por ejemplo, me sale un perfecto inglés que ya quisiera Sheakespeare. Y puedo tener tipo de conversaciones que de otra manera me es imposible. Pero claro, esto es como el anuncio. Así es como lo veo yo. El resto de los mortales sólo ve a un gilipollas hablando en una especie de galimatías ininteligible. Hasta aquí nada nuevo, a todos nos pasa lo mismo. Mi característica es que si alguna de las frases que pronuncio me hace gracia, me la guardo en la memoria y la suelto cada dos por tres. Ayer le toco a “If you eat all my little soldiers”. Que el del tuk tuk se ofrece a llevarme, pues yo le decía “If you eat all my little soldiers”, que el del bar me ofrecía otra copa, “If you eat all my little soldiers”, que una atractiva chica me ofrecía compañía, “If you eat all my little soldiers”, que una atractiva chica con pene me ofrecía compañía, “If you eat all my little soldiers”, así me tire toooooooooooooooda la noche. Pesadito pesadito.

Menos mal que no sé como se dice “tragar”.

Otro singular momento me ocurrió en uno de los últimos bares. Aquí por la noche refresca un poco. Para mi gusto, la temperatura es perfecta. (Gaby, tráete una rebequita) La peña va súper abrigada, bufandas y todo. Pero claro, aquí te pedes y la gente se constipa. Bueno, pues en el último bar ¡¡nos pusieron un brasero debajo de la mesa!! ¡¡un brasero!! Flipaito me quede.

Control policial

Un pelín de respeto si que dan

Más cosas.

En otro post hablaba de los controles de la policía. Son frecuentes y en un 90% de los casos, para a la gente que va sin casco. En la misma calle, estaban situados en 3 puntos diferentes, en total he contado ¡26 policías¡ Y como en el resto de los aspectos de la vida, también se lo toman como un juego. Sensacional. Los moteros intentando esquivar literalmente a los polis. Cuatro de ellos en mitad de la calzada, sorteando el resto de la circulación y parando físicamente a los infractores. Y todo de bastante buen rollo. Que no me imaginaba yo la misma escena con la guardia civil. Recordar, si alquiláis moto, siempre el casco puesto.

Control policialControl policial

Control policial

No se aprecia con detalle, pero uno de ellos, el de más a la izquierda, se empezaba a mosquear con tanta fotito.

Más cosas.

Que Buda me perdone, pero Tailandia es un país sobre decorado y además, sin muchos miramientos. Es como la Duquesa de Alba vistiendo. Hoy en un templo he visto algo cuando menos curioso. Lo de los templos es la leche. En otro post decía que son casi todos iguales. Pues bueno, Same same, but diferent. Todos tienen algo que los hace diferentes. En el de esta mañana había un jardín. Y me imagino que cuando lo hicieron debatieron que poner. Gano decorarlo cual arca de Noé y alguien se encargo de seleccionar a los animales:

Un oso y lo que parece ser un avestruz…

Oso

…una jirafa…

Jirafa

…una cebra…

Cebra

…y un pato…

Pato

…y pienso que el hombrecillo encargado de hacer la selección era un teleadicto que sólo los había visto servidos en el plato. Y claro, pensó que todos los patos era así

Y de momento poco más. Mañana voy a Laos a por mi visado para dos meses y luego acudiré a Bangkok donde me encontraré con Gaby. Mentiría si dijera que no estoy un poco nervioso. Hacer estos tramites en estos países y con dificultad para comunicarme me inquieta un poco. Me consuela que tengo que hacer el papeleo en la embajada tailandesa y que serán eso, tailandeses, y por tanto, educados y muy muy amables. Además el vuelo de ida es un coñazo, con una escala de un montón de horas en la que dudo que nos dejen bajar del avión.

2 pensamientos en “Batiburrillo

  1. Joder que peligro tienes tu con tu amigo Juan el caminante.

    Rebequita ? Tranqui que tengo que llevar ropa para ir y volver de Madrid en estas epocas. SEguro que me sobra abrigo. Ademas que coñe, que estoy acostumbrado a las temperaturas jacetanas 😉

    Bueno, pues que ya tenemos hotel, me congratula dar la primicia en este blog :
    Baiyoke Hotel es el más alto de Tailandia, parece interesante.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s