Y no faltaba ni uno

A la espera de ser planchada

A la espera de ser planchada

¡Sorpresa! Volvía de tomarme una cerveza fresquita y me he topado de repente con mi ropa tendida en plena calle. Tal colección de calcines sólo podían ser los míos y allí estaban, con mis pantalones, camisetas y demás ropa interior. Tampoco es que me importe, simplemente me ha parecido gracioso. Lo de la ropa es simplemente sensacional. En 24 horas la lavan y planchan y a un precio ridículo: entre 20 y 40 bahts el kilo y no esta mal, teniendo en cuenta la cantidad de veces pasa uno aquí por la ducha.  Ademas, como lavanderías hay por todos lados puede uno desplazarse con poco equipaje.

Anuncios

3 pensamientos en “Y no faltaba ni uno

  1. Hoy he vuelto a pasar y claro, estaba la ropa de otro turista. Hoy tocaba ropa interior femenina, bueno, por decirlo de alguna manera. Por dios, que poco gusto, sujetadores dignos de las mejores pelis del Esteso y Pajares. A puntito he estado de inmortalizarlos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s