Que me piro

Hace cuatro años, un amigo, Gaby, y yo decidimos aprovechar mientras pudiéramos para hacer viajes largos, intentando juntar el máximo de días posibles. Los dos teníamos malas experiencias con compañeros de viaje y éramos conscientes de la importancia de una buena sintonía. Conozco gente que es perfecta para tomar dos copas o ir de fin de semana a playa pero que se convierten en seres insoportables para convivencias mas largas. Para averiguar nuestro grado de compatibilidad hicimos primero una excursión a Londres de seis días, a modo de prueba. El resultado fue tan positivo que los años siguientes, de manera natural, ya planteamos hacer viajes de 20/25 días a destinos mas lejanos. Sucesivamente fuimos a Argentina, Tailandia y el año pasado a Costa Rica.

Después de volver de Costa Rica, Gaby comentó que teníamos que empezar a pensar en el siguiente viaje, y que ya le tocaba el turno a Australia y Nueva Zelanda, que son esos sitios a los que todos quieren ir, pero por unas u otras razones, muy poca gente va. Nos pusimos manos a la obra y empezamos a recopilar información.

Por otro lado, el Jaja Festival, del cual yo era, o soy que ya no lo sé,  se ponía cada vez mas complicado. La Fundación Candil, el patrocinador principal, retiraba su apoyo económico debido a la dichosa crisis.

Con el ayuntamiento llevábamos hablando desde enero, celebrando un sinfín de reuniones para intentar salvar este año de crisis haciendo aunque fuera un mini festival, con la intención de romper la continuidad del proyecto. Aunque en principio había buena predisposición, nos ha sido imposible siquiera llegar a hablar de cuestiones concretas, ya que era condición indispensable que pagarán la deuda pendiente.

Y hace unos días, después de la última reunión con el ayuntamiento decidí, por enésima vez, que el jaja era imposible,  que en estas condiciones era imposible trabajar. O mejor dicho, que tenia que seguir con mi vida y que el jaja tenia que pasar a ser ya una etapa pasada de mi vida, bonita, pero pasada. Así que me quedaba sin trabajo.

¿Qué hacer ahora? Esa es la cuestión. En el mundo de la cultura no quiero seguir. No puedo tener peor concepto. Es un mundo de unos pocos, expertos en justificar lo que hacen, jugando con dinero público, también privado, con criterios que sólo ellos conocen y disculpando los fracasos con los argumentos mas variopintos. Es más difícil que un culturetas asuma que se ha equivocado que un ministro dimita.

Teniendo que reinsertarme al mercado laboral “normal” me encuentro con un problema del que me había olvidado cuatro años: el inglés. No tengo ni idea de inglés, pero ni idea, y es casi imprescindible para optar a los trabajos que me atraen. Así que pensando en el inglés, y sin el jaja del por medio, me vino a la cabeza lo que había leído de Nueva Zelanda, y voilà, decidí irme.

Y esto era valido hasta ayer, 31 de agosto. Uno de mis hermanos y su chica, la churri, volvieron de Tailandia. Habían ido a Vietnam, y entre la medio decepción del país y los recuerdos de su primera visita a Tailandia decidieron cambiar de destino. Haciendo escala en Bankgog, fueron a parar a Chiang Mai.

Chiang Mai es un sitio especial. No sabría explicar las razones, pero es especial. Indudablemente la forma de entender la vida del tailandés, influidos por una religión mucho más amable que la católica, es una de ellas. Y en contra de lo que se espera a priori, no tiene el nivel de pobreza de sus países vecinos.

Desde que fui a Tailandia, en el año 2007, siempre pensé que era un buen sitio para vivir, evidentemente, dejando de lado alguno de los lujos y privilegios, muchos de ellos materiales, de los que aquí disponemos.

La idea de ir a vivir, solo y sin hablar inglés a otro país, me da un poco de miedo, por eso, cuando se cierra el Ja ja, sólo me planteo aprender inglés, como primer paso para buscar luego otras formas de ganarme la vida. ¿Qué cambia de un día para otro? Pues cambia la premisa inicial, lo de “ir a vivir solo”. Francisco y Patricia, tras su segunda visita, están también convencidos que Tailandia es un buen sitio para vivir y, aun teniendo en cuenta las vueltas que da la vida, su idea a medio plazo es ir a vivir allí. Y eso a mi me cambia el chip porque aunque ahora vaya solo, lo más probable es que acabe acompañado. Por cierto, a partir de ahora Patricia será la churri. Aunque es la churri de mi hermano, es un poco también mi churri y la del resto de mis hermanos.

Y cambia el planteamiento. Ahora, además de aprender inglés, y aunque vaya con ahorros para vivir unos 6 meses, tendré que buscar la forma de ganarme la vida iniciando un negocio.

Tenía todo previsto en Nueva Zelanda, el viaje, alojamiento, visados, universidad y lo que es más complicado de cambiar, el planteamiento mental y la idea aceptada. Pero oye, todo cambia y hay que saber ver las oportunidades allí donde surjan. Así que, cambio de planes, cancelaré lo que ya tengo reservado y ahora me toca empezar a mirar Tailandia.

Anuncios

10 pensamientos en “Que me piro

  1. Vaya, o sea que me dejas sin viaje, eh ?

    Tendré que ir a verte a Chiang Mai. Que pereza oye … 🙂

    Piensa que tu hermano tambien es un Jalon y que luego te pueden dejar plantado. No te fies de los Jalones, jajaja.

    Besos (por imposicion)

  2. Abrazos también son aceptados.

    Vente para Tailandia que algo prepararemos. Hay playas por descubrir, tailandesas con las que bailar, whisky por beber, elefantes a los que montar, y siempre nos quedará Chiang Mai.

    También valdría tailandesas a las que montar y elefantes con los que bailar.

    Además, seguro que te echo de menos.

  3. Con la ilusión que me hacía a mi ir a verte a Nueva Zelanda. Ahora tengo que empezar a ilusionarme con Thailandia.

    Monta algo alli y nos das curro a todos.

    Tengo el presentimiento en que te va a ir bien, y mira que yo soy siempre el negativo.

  4. Piensa que son unas cuantas horas menos de vuelo, que siempre dan un poco de pereza. Y sobretodo, sigue con tu incipiente optimismo y piensa en la Shinga fresquita, en un playa de arena blanca, mientras te hacen un relajante masaje. Y no es el nombre de una lumi.

    Y oye, que hace tiempo que no viajamos juntos.

  5. Hola prima, que rapidez, y yo que lento en darme cuenta del comentario. Si la suerte me acompaña la experiencia será la leche. Por ahora, las expectativas son muy altas. Bueno, en realidad sólo me voy para poder crear este blog porque el nuestro, el de los primos, esta muy aburrido. Reparte besos y quédate con alguno.

  6. Hola prima, tenemos que añadir otro posible destino para hacer las jalonadas. Y también intercambios culturales México – Tailandia. Y un secreto. En el fondo, voy a buscar esa medicina de la que hemos hablado alguna vez. Besetes

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s