Extrañas muertes en Chiang Mai

Hasta cinco turistas han muerto en extrañas circunstancias en hoteles de Chiang Mai. No tengo claro todavía si fueron todas en el mismo hotel.

Una de ellas, una neozelandesa de 23 años, murió el pasado 6 de febrero. Las autoridades locales esgrimen que “estas muertas, que vienen una tras otra, son una coincidencia”. Sin embargo, las investigaciones recientes llevadas a cabo una televisión neozelandesa, que ya tiene cojones, sostienen que la causa fue la exposición a dosis letales de productos químicos, en concreto, a uno destinado a acabar con las chinches.

A la vista de los resultados de la investigación, hay quien se pregunta como es posible que en la investigación realizada por las autoridades locales no encontraran rastros de la toxina. Que la investigación de la televisión neozelandesa encontrara toxinas, tres meses después y tras la limpieza de la habitación en repetidas ocasiones, demuestra lo alta que era su concentración. La toxina, llamada chlorpyrifos esta prohibida en muchos otros países.

Ahora se especula con que los empleados del hotel, a instancias de la dirección del mismo, hicieron la mezcla en cantidades inadecuadas para hacer frente a una plaga de chinches. Los días posteriores a la muerte de la neozelandesa, se especuló con que la causa de la muerte había sido una intoxicación alimenticia.

Una vez más, se pone de manifiesto la poca eficacia y nula credibilidad de las autoridades tailandesas para aclarar este tipo de sucesos. El padre de la fallecida ha denunciado que las autoridades tailandesas habían encubierto las circunstancias que rodearon la muerte de hija para proteger a la industria turística. De hecho, muchas embajadas en Tailandia se las ven y se las desean cuando sus ciudadanos se ven envueltos en este tipo de circunstancias.

Mala táctica en mi opinión, la de las autoridades tailandesas, que no hace más que generar desconfianza y provocar un daño mayor a la industria del turismo. Tapando no se logra nada bueno. Todos los estamentos nacionales se esfuerzan por vender una imagen de país seguro, incluso yo lo he repetido en este blog muchas veces, y en realidad es cierto a según que niveles. Tan cierto es que existe seguridad a nivel de calle, como que si tienes problemas es mejor resolverlos sin tener contacto con la policía local. Consejo que aprendí de los propios tailandeses. También me dieron otro. Si tienes un accidente y puedes moverte por tus propios medios, mejor no esperar a una ambulancia. En definitiva, es un país seguro hasta que las cosas se ponen feas.

About these ads

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s